Andutza Landetxea
Andutza Landetxea, Ea, 48311

RESERVAR
Entorno

Nuestra casa se encuentra situada a 800m. del centro urbano de Ea. Pequeña localidad costera de la margen derecha de la comarca del Busturialde-Urdaibai en la que aún se pueden contemplar las casitas sobre la ría con sus pequeños balcones. Los dos puentes de estilo románico y las casas de los "indianos".

Su pequeño puerto,lleno de barquitas, que queda durante seis horas al día sin agua. Las dos atalayas desde donde a diferentes alturas se contempla el mar.Las dos iglesias, una de retablo neoclásico y la otra de retablo barroco.

Ea

Ea es un pueblo auténtico, el euskera es la esencia de su cultura, una cultura que queremos compartir y que te sorprenderá por su riqueza.

Fundado por los arrantzales de Bedarona, Ereño y Natxitua, Ea es un pueblo rural que mantiene su espíritu pesquero. Conforman el municipio el casco urbano de Ea y los barrios, Natxitua y Bedarona, cada uno con sus características y personalidad completan el espléndido y diverso paisaje.

Lunes gernikes

En Gernika hay un dicho popular que dice: “Lunes gernikés, golperik ez”, en otras palabras; “el lunes ni golpe”. Hace décadas, el lunes de mercado era considerado un día de fiesta.

La gente que se acercaba a Gernika era, no sólo de la comarca sino de toda la provincia, y así, la villa estaba a rebosar.

Playa de Laga

La hermosa playa dunar de Laga, enclavada en la Reserva de la Biosfera de Urdaibai y junto al cabo de Ogoño (279 m), pertenece al municipio de Ibarrangelu. Es uno de los arenales más bonitos de la costa vizcaína.

Con sus 574 metros de arena fina y dorada, la playa se encuentra abierta al mar. Sus olas atraen a numerosos amantes del surf.

Oma

El Bosque de Oma se encuentra situado en el término municipal de Kortezubi, aunque como bien indica su nombre, pertenece al barrio de Oma. Al Bosque de Oma también se le conoce por el nombre de Bosque Pintado o Bosque Encantado y es obra del pintor escultor Agustín Ibarrola.

Esta obra se caracteriza porque el artista realizó pinturas sobre troncos de árboles -principalmente pinos- dibujando figuras humanas, animales y figuras geométricas. Algunas de estas imágenes solo se hacen visibles desde posiciones determinadas, desde donde las imágenes de los distintos troncos forman una imagen conjunta.

Elantxobe

Elantxobe es un municipio singular construido al abrigo del cabo Ogoño y de los dos acantilados que lo custodian. Las calles del pueblo se distribuyen como un anfiteatro por la ladera hasta llegar al pequeño puerto pesquero que descansa a sus pies.

Se trata de una rareza urbanística y un lugar inolvidable en cuyas cuestas ejercitar las piernas.

Urdaibai Bird Center

Urdaibai Bird Center es un gran museo vivo de la naturaleza, abierto al público para el disfrute del mundo de las aves y sus migraciones. El propio equipamiento es un observatorio único de la marisma y se encuentra ubicado en el corazón de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai.

Se trata de un centro gestionado por la Sociedad de Ciencias Aranzadi dedicado a la investigación y divulgación científica de las aves, sus migraciones y los hábitats donde viven.

Casa de Juntas de Gernika

Gernika se encuentra en el corazón de la reserva de la biosfera de Urdaibai. Representa como ninguna otra población, la historia de nuestro pueblo y sus tradiciones. La Casa de Juntas y el árbol de Gernika son una visita obligada.

El actual edificio es el Parlamento de Bizkaia, símbolo de las libertades vascas. Lugar donde el lehendakari jura su cargo.

San Juan de Gaztelugatxe

Este paraje, situado en la localidad de Bermeo, tiene algo que atrapa. La escarpada y larga escalera que une la isla con tierra es todo un reto.

Al final de la escalinata podrás posar tu pie sobre la huella que según dicen dejó allí San Juan Bautista, trae buena suerte. En lo alto te espera una pintoresca ermita y sobre todo unas espectaculares vistas al bravo mar Cantábrico que ha tallado en la isla, acantilados, túneles y arcos imposibles.

Torre Madariaga

Edificio singular, ubicado en un lugar geoestratégico desde el que se puede divisar toda el área del estuario de Urdaibai, fue construido en el siglo XV. En el siglo XVII se construyó el palacio adjunto para dar cabida a zonas residenciales.

La Torre del reloj data de 1851 y fue construida por un vecino de San Bartolomé con la intención de ceder su uso al pueblo de Busturia. En la actualidad la Torre Madariaga ha sido restaurada para acoger el Centro de Biodiversidad de Euskadi – Madariaga Dorretxea.

Faro de Matxitxako

En el cabo de Matxitxako hay dos faros: el antiguo, en desuso, y el moderno, actualmente en funcionamiento.

El viejo faro, del que sólo queda en pie la torre, se inauguró en 1852 y estuvo en funcionamiento hasta 1909. Se construyó con piedra sillar procedente de las canteras de Durangaldea.

Mundaka Santa Catalina

La Ermita de Santa Catalina se encuentra situada en una pequeña península del mismo nombre a las afueras de Mundaka.

La ermita disfruta de una ubicación estratégica, ya que desde ella se controla cada entrada y salida del estuario.

Cueva de Santimamiñe

La Cueva de Santimamiñe es el yacimiento arqueológico más importante de Bizkaia. Conserva restos de sentamientos humanos de hace más de 14.000 años y alberga en su interior casi medio centenar de pinturas rupestres de gran belleza, que representas bisontes, caballos, un oso, un ciervo… Fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 2008.

La cueva se encuentra dentro del entorno natural de Urdaibai, declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Son pinturas rupestres que datan del periodo Magdaleniense del Paleolítico Superior (13.000 a.C.).

Guggenheim Bilbao

El Museo Guggenheim Bilbao, obra del arquitecto americano Frank O. Gehry, constituye un magnífico ejemplo de la arquitectura más vanguardista del siglo XX.

El edificio representa en sí un hito arquitectónico por su diseño innovador y conforma un seductor telón de fondo para la exhibición de arte contemporáneo.

Ziortza

Declarada Monumento Nacional de Euskadi, el Monasterio de Zenarruza, antigua colegiata, se encuentra a los pies del monte Oiz. Considerado como uno de los tesoros del territorio, fue y es un importante enclave del Camino de Santiago por la Costa durante la Edad Media y, sobre todo, el Renacimiento. Se accede por los restos de una calzada utilizada antaño por los peregrinos. El conjunto comprende una iglesia del siglo XV de estilo gótico renacentista, un claustro de mediados del siglo XVI y dependencias propias de la clausura.